Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

domingo, 21 de diciembre de 2008

MARRUECOS y CARABANCHEL: ...no tenemos ya palabras.

Como habréis podido comprobar, llevamos varios días sin actualizar el blog.

La inauguración de la cúpula de Ginebra, cuando todavía no se había disipado el polvo producido por la demolición de la cárcel de Carabanchel, pensábamos que suponía el mayor agravio comparativo que podíamos imaginar: mientras con dinero público se costeaba la remodelación de la cúpula de Ginebra, simultáneamente se destruía otra -arquitectónica e históricamente más notable- en Madrid.

Difícilmente se nos podría presentar una comparación más vergonzosa para quienes decidieron arrasar Carabanchel.

Por eso, a pesar de haberse producido algunas noticias indignantes (declaraciones de la Concejal del PSOE de Latina lamentando la excesiva saturación urbanística de estos barrios mientras apoya la construcción de las 650 viviendas, el traslado a Salamanca de cientos de cajas de documentos para el futuro Centro de la Memoria Histórica ¿acaso para "compensar" el traslado de los documentos de la Generalitat a Catalunya?,...), no habíamos querido sustituir la última entrada publicada ya que, como decimos, "lo de Ginebra" nos parecía el mayor ejemplo de desFACHAtez.

Pero, por increíble que parezca, a los pocos días se ha producido otra noticia, publicada en El País -Sección Internacional- que, si este fuera un país serio, debería provocar la dimisión en cadena de los responsables del "Expolio de Carabanchel":


«COMISIARIAS Y CÁRCELES DE LA REPRESIÓN SERÁN CONVERTIDOS EN CENTROS CULTURALES» ...en Marruecos.

»El objetivo es transformar esos edificios siniestros en centros socioculturales en los que haya siempre un espacio para la memoria histórica».


Como apuntaba la persona que nos ha trasladado la noticia «LA MONARQUIA SEMIFEUDAL Y DICTATORIAL DE MARRUECOS PASA POR LA IZQUIERDA AL GOBIERNO DEL PSOE EN EL RECUERDO A LA REPRESION».


Pincha en la imagen para acceder a la noticia completa.



lunes, 17 de noviembre de 2008

CARABANCHEL y GINEBRA: DESPOTISMO y TALANTE



Cuando el pasado viernes 24 de octubre, solamente un día después del inicio oficial de las obras de demolición de la cárcel de Carabanchel, a las 21:00 horas aproximadamente y ya noche cerrada, los operarios de las máquinas encargadas de la demolición se dirigieron directamente a dañar irreparablemente el edificio más emblemático del conjunto, la cúpula central, nos quedamos perplejos e indignados.
¿Cómo era posible que en un país democrático –o así entendíamos algunos que era el nuestro- se pudiera ordenar la urgente desaparición de un edificio tan singular, despreciando la discusión que, en ese momento, estaba candente en la ciudadanía?
¿Quién dio la orden de, saltándose la secuencia lógica del proceso de derribo estipulada en el Proyecto de Demolición correspondiente, acabar lo antes posible con el motivo de la discusión?
¿Es admisible, en una sociedad civilizada, gobernar considerando correcto el axioma de que «muerto el perro, se acabó la rabia»?
¿Por qué, después de la demolición parcial, pero ya definitiva, que continuó el día siguiente, no se volvió a intervenir en la cúpula hasta pasados quince días –el lunes 10 de noviembre-? Es decir, una vez producido el daño irreversible, ya no era perentorio continuar su destrucción.
Alguien se debió sentir satisfecho, lo había conseguido, se acabó el debate. DESPOTISMO.

Ahora ya está claro el motivo: Hoy, día 18 de noviembre, el Presidente del Gobierno, don José Luís Rodríguez Zapatero, acompañará a los Reyes de España en la inauguración de la remodelación de la Sala XX de la Sede de la O.N.U. en Ginebra (Suiza).

Su presencia allí, junto a otras notables personalidades, culminará el esfuerzo de nuestro país en la rehabilitación de las dependencias de dicho Organismo. Ese esfuerzo se ha materializado en la aportación, a través de la Fundación ONUART, de ocho millones de euros de dinero público, destinados a la recuperación de ese auditorio y a la decoración por un reconocido artista de la cúpula que lo cubre.

No entramos a opinar sobre la calidad de la obra de arte creada; ni siquiera si el resultado justifica el precio pagado. Lo que sí queremos destacar es la similitud de superficies y volúmenes de las cúpulas de Ginebra y Madrid:

- 1.400 metros cuadrados de superficie con culminación a 14 metros de altura en el caso de Ginebra (mayor superficie)
- 1.100 metros cuadrados de superficie con culminación a 25 metros de altura en el caso de Carabanchel (mayor volumen)

Y lo que nos enfurece es el doble rasero con el que nuestro Gobierno ha actuado en esos dos edificios tan similares: destruyendo uno y creando valor en el otro. Es decir, mientras en barrios populares de Madrid se nos priva de nuestra arquitectura más simbólica para especular con el solar resultante, se costea íntegramente la creación de un atractivo espacio en otro país en absoluto subdesarrollado.
¿Considera el Gobierno de España más necesitados de Fondos de Ayuda al Desarrollo la ciudad de Ginebra o los Distritos de Carabanchel y Latina? ¿TALANTE?

jueves, 13 de noviembre de 2008

Cárcel de Carabanchel: Su memoria resiste



El pasado domingo 9 de noviembre, unas 300 personas crearon un memorial en recuerdo de las víctimas de la represión franquista, a lo largo de unos 50 metros de la valla perimetral de la antigua prisión, en la avenida de los Poblados.

El memorial, en el que los nombres y fotografías de los ex-presos ocupan un lugar destacado, resiste al paso de los días.

Invitamos a visitar el memorial y a completarlo con nuevos nombres y testimonios en recuerdo de un pasado de represión que las autoridades centrales, autonómicas y municipales quieren borrar de la historia.


TU MEMORIA RESISTE

Cubierta en luto naciste
negra cabeza erguida,
más alta ahora que en vida,
con tu memoria resiste.

La sombra oscura que diste
apagan porque que ilumina
la lucha que no se olvida
si tu memoria resiste.

Caída y en pié seguiste
no sabe quien te derriba
que muerta estarás más viva
¡Y tu memoria resiste!

domingo, 9 de noviembre de 2008

Memorial en recuerdo de las víctimas de la represión franquista


300 personas participan en la creación de un memorial en recuerdo de las víctimas de la represión franquista
Al acto acudieron varios ex-presos y contó con la presencia del diputado Gaspar Llamazares
En la mañana del domingo 9 de noviembre, en la puerta principal de la antigua cárcel y a lo largo de unos 50 metros de la valla perimetral de la antigua prisión en la avenida de los Poblados, unas 300 personas han creado un memorial en recuerdo de las víctimas de la represión franquista, que tuvo en la cárcel de Carabanchel uno de sus centros más emblemáticos.
Los nombres y fotografías de los ex-presos han ocupado un lugar destacado en dicho memorial, que se completaba con poesías, textos alusivos, y decenas de cintas con los tres colores republicanos. Incluso han colocado una placa indicativa de la Avenida de la III República.
Junto a las vecinas y vecinos de la zona, al acto acudieron numerosos ex-presos como Víctor Díaz-Cardiel, dirigentes sindicales como Agustín Moreno, y el diputado nacional Gaspar Llamazares, que ha colgado la fotografía del eurodiputado Willy Meyer, antiguo preso en Carabanchel.
El acto se ha cerrado con la intervención de Julián Rebollo y Víctor Díaz- Cardiel, que, en nombre de la Plataforma que convocaba el acto, han reiterado la necesidad de la creación de un centro por la Paz y la Memoria en alguno de los edificios que todavía quedan en pie de la antigua cárcel de Carabanchel. O si la piqueta finalmente derriba todo el edificio, que este centro se ubique en algún edificio de nueva creación. En cualquier caso lo que han querido dejar bien claro es que se trata de un centro de memoria de la represión franquista, y por lo tanto no tiene nada que ver con el centro de estudios de la memoria democrática que han anunciado desde Instituciones Penitenciarias.
La plataforma convocante reitera su intención de mantener viva la memoria de la represión franquista, en particular la relacionada con la cárcel de Carabanchel; continuará en su trabajo de recopilación de toda la historia relacionada con dicha prisión, y va a mantener su lucha hasta conseguir este centro que ha sido apoyado por importantes asociaciones de vecinos, de ex-presos, destacadas personalidades del mundo de la política, el sindicalismo, la cultura e instituciones relevantes.



jueves, 6 de noviembre de 2008

ACTO DE CREACIÓN DE UN MEMORIAL

EN RECUERDO DE LAS VÍCTIMAS DE LA REPRESIÓN FRANQUISTA
Domingo 9 de noviembre, a las 12h,
en la puerta principal de la cárcel de Carabanchel
(metro Aluche y Eugenia de Montijo)
Participa con tu propio recuerdo.
Última ocasión para ver los restos de la antigua cárcel.

Finalmente la piqueta especulativa de Rubalcaba, Gallardón y Aguirre, ha reducido a escombros la antigua prisión de Carabanchel.
Con ello han tratado de enterrar de nuevo, en una gran fosa común, la memoria de las víctimas de la represión del sanguinario régimen franquista.
Pero parte de la dignidad democrática de sus gobiernos ha quedado enterrada también entre esos escombros.
La lucha por un espacio por la paz y la memoria continúa

miércoles, 29 de octubre de 2008

La Plataforma envía una nueva carta al Presidente del Gobierno

La Plataforma por un Centro por la Paz y la Memoria en la antigua cárcel de Carabanchel, que ha protagonizado diversos actos a lo largo de los últimos meses solicitando la creación del citado centro, ha reiterado su petición al Presidente del Gobierno por medio de una carta abierta.
En ella le recuerdan “las instituciones y personalidades que han apoyado esta petición, como el Defensor del Pueblo, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y voces relevantes incluso de su propio partido”.

Exponen las “esperanzas ciertas de que su Gobierno tuviera la sensibilidad suficiente para atender una demanda que es de justicia hacia las víctimas de la represión franquista”, y la decepción causada al ver cómo “la cúpula central, fue demolida el pasado fin de semana de manera vergonzante y precipitada, alegando algo tan absurdo, en pleno siglo XXI, como que estaba en ruinas”. “Desde aquella noche”, continua el escrito “son muchas las personas que pensamos que la dignidad de este Gobierno, en los asuntos de memoria histórica, estaba siendo enterrada también bajo los cascotes de la cúpula”.

Le recuerdan que “todavía tiene una oportunidad para enmendar este tremendo error histórico, pues quedan en pie elementos importantes de esta prisión” para albergar un centro que “incluso fue propuesto por Vd. mismo y su partido en las elecciones municipales y autonómicas de 2007. Si otros países que sufrieron dictaduras mantuvieron alguno de los edificios de exterminio, ¿por qué no ocurre lo mismo en España, que padeció una de las más largas y crueles? Y mientras tanto, tenemos que seguir soportando la humillación de ver el Valle de los Caídos y otros símbolos de la ostentación de aquel régimen criminal en las fachadas de iglesias, centros públicos y muchas calles de nuestras ciudades.”

Tras rechazar las excusas técnicas que se pusieron por Instituciones Penitenciarias, le recuerdan que “sólo los cobardes, o quienes no tienen argumentos, son los que actúan de noche, aunque en este caso la fechoría ha podido ser observada en directo por toda España.”

Finaliza el escrito mostrando disposición a recibir alguna propuesta en firme “de su gobierno para que su dignidad no quede definitivamente enterrada entre los escombros de la antigua prisión, convertida en una gran fosa común donde se pretende enterrar de nuevo la memoria histórica de este país.”

domingo, 26 de octubre de 2008

Manifestación y ocupación pacífica de la cárcel de Carabanchel

Más de 500 personas han realizado una manifestación reivindicando que una parte de la cárcel de Carabanchel se conserve como espacio para la memoria histórica.
Al finalizar la manifestación se ha leído un comunicado, que se adjunta más abajo, y unas 300 personas han entrado al recinto de la antigua prisón, donde se realizan las obras de demolición, y han permanecido durante casi una hora, abandonando posteriormente el recinto de una manera pacífica. Los vecinos han podido comprobar las irregularidades que se están cometiendo en las obras de demolición, y que continúa la presencia de personas viviendo en las dependencias de la antigua prisión.



La lucha por la creación de un centro para la paz y la memoria en la cárcel de Carabanchel continuará mientras quede en pie alguna de sus dependencias


La cúpula de la cárcel de Carabanchel se ha convertido en un símbolo de la lucha por la memoria de lo que fue la represión del régimen cruel y fascista de Franco, y del recuerdo de los cientos de miles de víctimas que lucharon por la libertad y la justicia social.

Paradojas de la historia, esta cúpula ha cambiado por completo su significado: De ser el centro de vigilancia de los presos que abarrotaban la cárcel, se ha convertido en el centro de las miradas de la población y opinión pública española e incluso mundial, y una prueba simbólica de la voluntad para respetar la memoria histórica de nuestro país.

33 años después de la muerte del dictador, todavía quedan numerosos símbolos de ostentación del régimen franquista y de sus asesinos, en placas en iglesias, centros públicos y calles de toda la geografía española. Pero los herederos políticos y económicos de aquel régimen, algunos de cuyos protagonistas permanecen aún en diversas instancias del estado, se niegan a que permanezcan signos de lo que fue la verdadera cara del franquismo, la represión y el exterminio de cuantos luchaban por la justicia, defendían otras ideas o simplemente reclamaban su libertad sexual.

Los vecinos de Latina y Carabanchel llevan 15 años luchando para que todos los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel sean destinados para dotaciones sociales, en particular un hospital público de referencia, y que no se especule con ellos. Pero los sucesivos gobiernos del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid y en el gobierno de la nación han estado negando sistemáticamente esta reivindicación vecinal durante 12 años. Resulta patético que algunos portavoces municipales de ese partido pretendan confundir a la opinión pública diciendo que la reivindicación del centro por la memoria en la cúpula, retrasaba la construcción del hospital. Que expliquen el Sr. Aznar, Rajoy, o Álvarez del Manzano lo que hicieron cuando ejercieron sus responsabilidades de gobierno. Y que diga también el actual alcalde de Madrid, Ruiz Gallardón, si propuso la construcción de un hospital en estos terrenos durante los 8 años de mandato en la Comunidad de Madrid y en los 3 primeros al frente del Ayuntamiento. Por lo tanto que no pretendan engañar.

Los vecinos de Latina y Carabanchel han conseguido, gracias a la lucha, el hospital que querían, aunque es necesario que sea mayor y de gestión pública total. Y la lucha continua para que el resto del terreno se dedique a los equipamientos sociales que tanto necesitan estos barrios, y que no se especule con el suelo con la construcción de pisos. Los vecinos y asociaciones que han protagonizado esta lucha, son los que también defienden que en una parte de la antigua cárcel se construya un centro por la paz y la memoria de las víctimas de la represión franquista, para que las futuras generaciones conozcan la historia y así nunca más vuelva a repetirse.

Y a esta petición se han sumado de manera entusiasta otras asociaciones de ex-presos políticos y sociales, asociaciones en defensa de la memoria histórica, sindicatos y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid. Y ha sido apoyado por multitud de personas de diversos ámbitos de la vida cultural y social, y por instituciones como la del Defensor del Pueblo o el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. Los numerosos apoyos recibidos y la movilizaciones realizadas avalan estos apoyos.

Pero el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha sido insensible a esta petición, que además es similar a la defendida por el PSOE en la campaña electoral por el hoy ministro Miguel Sebastián. Ha preferido despreciar la memoria de las víctimas, y plegarse a las presiones de los herederos de los verdugos, de los que quieren hacernos olvidar la historia. Rubalcaba y Gallardón se comprometieron a desarrollar una operación especulativa con los terrenos, a través de un protocolo de intenciones, que dejaba abierta la posible modificación. Pero, a pesar de que el mantenimiento de la cúpula supone menos de un 1% del suelo, el gobierno ha cedido finalmente a las presiones del alcalde de Madrid, y en este fin de semana, a los ojos de todo el mundo, ha comenzado, de manera vergonzante y precipitada, incluso con severos riesgos laborales, la demolición de este símbolo de la memoria histórica. El Gobierno está enterrando su dignidad histórica precisamente entre los escombros de esta cúpula, y la historia será muy severa con ellos.

Pero no por ello vamos a dejar de pelear por la dignidad y la memoria de los luchadores por la libertad y la justicia social. Todavía quedan en pie muchos edificios de este emblemático centro penitenciario. Y mientras haya un lugar donde albergar el centro de la memoria que defendemos, vamos a intentarlo. Estamos abiertos a que se nos haga alguna propuesta de ubicación en alguna galería o pabellón, que también conservan carga simbólica. El Gobierno, una vez más, tiene en sus manos esta responsabilidad. No admitimos otras fórmulas descafeinadas, como centro de estudios o similares, puesto que lo que tiene que quedar en pie es algún elemento histórico de la represión, como así lo han hecho otros países que han tenido gobiernos más sensibles y dignos que el nuestro en esta materia de la memoria histórica. Esta es nuestra exigencia, y por ella seguiremos luchando hasta el final.

A todas las personas que hoy estáis aquí, a las que han participado en esta lucha que ha adquirido tanta trascendencia, y que ha colocado a Madrid de nuevo a la cabeza de la resistencia frente al fascismo, nuestra más sincera enhorabuena, porque hemos cumplido con nuestra obligación histórica, y finalmente venceremos.

Instituciones Penitenciarias vuelve a ocultar la verdad al decir que el derrumbe del sábado estaba controlado

sábado, 25 de octubre de 2008

Descarga el video en formato 720 x 572 en...

Pincha aquí para ver el vídeo en formato original

Si no funciona, entra en www.blip.tv y busca los vídeos de "carabanluche"

La lucha continúa a pesar del derribo de la cúpula de la cárcel de Carabanchel

Otra vez de noche, como no puede ser de otra manera cuando un gobierno que se pliega a los que quieren enterrar la memoria actúa de forma cobarde, cometiendo un grave atropello histórico, ha comenzado la demolición de la cúpula. El derribo se podría haber iniciado desde múltiples puntos, pero en apenas dos días han intentado derribar el elemento simbólico de la cárcel más importante de la represión franquista en este país. El objetivo está claro, acallar las voces que desde distintos sectores de la sociedad se han pronunciado en contra de la decisión.

Pero el tiro tampoco le salió bien al gobierno en esta ocasión. A las once y diez de la noche, dos horas después del inicio del ataque a la cúpula, una viga transversal golpeó a la máquina que realizaba los trabajos. Saltaron chispas y un gran estruendo anunciaba que el enorme brazo que destrozaba a dentelladas la memoria de Carabanchel, se venía abajo. Se escucharon sirenas de ambulancia, que presagiaban que nada bueno había ocurrido en el interior de la prisión, lo que no resultaría complicado dadas las lamentables condiciones de seguridad de los trabajos que se veían agravadas por la oscuridad de la noche.

El resultado será que con la luz del día quedará a la vista del mundo entero que la cúpula de Carabanchel aguanta, que no sólo no estaba en ruinas, sino que puede soportar los ataques de la maquinaria que durante dos horas la estuvo intentando destrozar. Las vergüenzas de un gobierno que prefirió especular y hacer pisos a recordar la memoria de todos los que sufrieron la represión por el simple hecho de oponerse a la dictadura, quedarán al descubierto para aquellos que todavía le otorgaban un mínimo de credibilidad.

Por la mañana, el PP se frotará las manos al ver como día tras día el Ministerio del Interior se enfanga más en su absurda lucha contra la historia. Ellos, que siguen sin condenar el levantamiento militar y que durante ocho años se opusieron a la construcción de un hospital en Carabanchel, sacarán todo el rendimiento político a las prisas del gobierno, que tan sólo obtendrá los beneficios de las plusvalías y cargará para siempre con el peso de ser el responsable de derrumbar la memoria de la prisión.

La Plataforma por un centro para la paz y la memoria en la cárcel de Carabanchel continuará la lucha. No será posible en la cúpula, pero seguiremos exigiendo que se salve una parte de la cárcel de Carabanchel para la memoria, que no se especule con el suelo y que todos los terrenos se dediquen para equipamientos sociales y un hospital público con capacidad de atender a los vecinos de Latina y Carabanchel. Existen otros elementos simbólicos importantes, como la fachada principal o el antiguo hospital psiquiátrico, que podrían perfectamente ser habilitados para ubicar el centro para la paz y la memoria que venimos reclamando.

Por ello, no sólo continuaremos con la acampada que desde las seis de la tarde del viernes se mantiene en el parque anexo al edificio, sino que durante todo el fin de semana se están programando diferentes actividades históricas y culturales para que todo el mundo conozca lo que supuso la cárcel y los planes de futuro. También se espera la visita de históricos ex presos, de personas relacionadas con el mundo de la cultura, la universidad y el sindicalismo. Las actividades culminarán el domingo con una concentración a las 12 de la mañana en la puerta principal de la antigua cárcel de Carabanchel.

Han ido directamente a por la cúpula


LA VERGÜENZA LLEVADA A LA MÁXIMA EXPRESIÓN: Han comenzado a derribar la cúpula

URGENTE, URGENTE, URGENTE: Ya no hay ningula polémica.
Ha quedado clara la nula intención de dialogo de los que tenían en su mano la posible conservación de la cúpula y ha quedado aún más claras sus intenciones: En cuanto la maquinaria ha empezado a funcionar, en dos días, HAN IDO DIRECTAMENTE A DEMOLER LA CÚPULA.

Primero han demolido las alas oeste de las "galerías de mujeres" y han ido directamente a derribar la galería número 6 (orientación sur). Pensábamos al anochecer que detendrían los trabajos, pero la sorpresa ha sido enorme (e indignante) cuando han atacado la estructura de cúpula. Han movido la enorme máquina que durante estos días había permanecido inactiva y, con un largo brazo rematado un una enorme pinza, han abierto un gajo en el techo de la cúpula. Han mantenido los pilares que se encontraban en los laterales de la galería ya desparecida y han cortado una enorme viga que, en la parte alta de la circunferencia sujetaba la estructura, TODO ESTO DE NOCHE CERRADA.

Ya se ha acabado la polémica: todo un acto impropio de un país que se dice democrático.

viernes, 24 de octubre de 2008

jueves, 23 de octubre de 2008

La Plataforma convoca una acampada en la cárcel de Carabanchel

La Plataforma por un centro para la paz y la memoria en la cárcel de Carabanchel ha convocado una acampada a partir de este viernes 24 a las 18 horas en el parque anexo a la antigua prisión para impedir que se derribe la cúpula central.

A lo largo del fin de semana está prevista la asistencia de diferentes ex presos y personajes relevantes del mundo de la cultura y el sindicalismo, e incluso el sábado a las 12:30 horas el eurodiputado Willy Meyer ha manifestado su intención de entrar en el interior del edificio para comprobar el estado de los trabajos.

En la mañana de hoy la Plataforma ha informado al Juez Garzón, que incluyó una solicitud de información sobre el derribo de la cárcel en su auto del pasado 16 de octubre sobre las diligencias previas del procedimiento por el que investiga los crímenes de la dictadura, sobre el inicio de las obras de derribo que comenzaron el pasado martes. A juzgar por el ritmo de las obras, parece que Instituciones Penitenciarias tiene la intención de enterrar lo antes posible la historia del sufrimiento que representó la dictadura y quiere hacer callar las múltiples voces que se han levantado contra esta barbaridad histórica.

El objetivo de la Plataforma es mantener la cúpula y aquellos elementos de la estructura central que aseguren la construcción de un centro para la paz y la memoria que sirva para recordar la represión que sufrieron miles de personas por el simple hecho de oponerse a la dictadura franquista, con el objetivo de no olvidar la historia para que no vuelva a repetirse. Este objetivo requiere un espacio físico que no se puede sustituir por una placa, un monumento o una mención en las calles de la nueva urbanización como quiere el Ministerio del Interior.

Pero además, la Plataforma se opone a que se especule con el terreno a través de la construcción de 650 pisos, y comparte las reivindicaciones vecinales que solicitan que todos los terrenos se dediquen a equipamientos sociales, y especialmente un hospital público, actuaciones totalmente compatibles con el mantenimiento de la cúpula y el espacio para la memoria que proponemos.

Tienen prisa en el derribo

Ya están acelerado las tareas de derribo. Estad antentos a las convocatorias de los actos de protesta.


Foto: kierolakupula

miércoles, 22 de octubre de 2008

La Plataforma por un centro para la paz y la memoria continuará luchando para que se mantenga la cúpula de la cárcel de Carabanchel

El mismo día que dieron comienzo los trabajos de demolición, la Plataforma por un centro para la y la memoria en la cárcel de Carabanchel, integrada por Asociaciones vecinales, organizaciones de defensa de la memoria histórica de la lucha antifranquista y personas de diversos ámbitos sociales y culturales, se reunió para establecer un calendario de movilizaciones para evitar que el Ministerio del Interior prosiga con su plan de enterrar para siempre uno de los símbolos más importantes de la represión franquista y mantenga la cúpula y parte de la estructura central de la cárcel de Carabanchel.

La Plataforma considera que la carta enviada el día 20 de octubre por la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, y que hoy ha hecho pública a través de los medios de comunicación, no es más que una maniobra para crear confusión ante el gran número de adhesiones que tiene la propuesta de la Plataforma, entre las que cabe destacar la del Defensor del Pueblo, la de centenares de personas relacionadas con el mundo de la cultura, la política, el sindicalismo, la investigación y la universidad que se dirigieron por carta al Presidente del Gobierno el pasado 17 de septiembre sin que hasta la fecha hayan obtenido contestación o la de relevantes dirigentes socialistas como Luís Solana.

La Secretaria General perdió ayer toda la credibilidad al negar el inicio de las obras de demolición, cuando eran evidentes los primeros trabajos de las grúas, y al argumentar en su carta que los informes técnicos que posee niegan la posibilidad de rehabilitar el edificio de la cárcel, cuando el Colegio de Arquitectos de la Madrid, en su informe emitido el pasado 17 de octubre, afirmó que “técnicamente el edificio puede ser conservado, restaurado o rehabilitado en su totalidad, o en sus partes más significativas”.

La oferta de la señora Gallizo de ubicar un monumento, una plaza y un centro de investigación de la memoria democrática, es la misma propuesta que ya estaba incluida en el protocolo de intenciones firmado el 16 de junio entre el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid, y es contraria a mantener la estructura central de la prisión. Consideramos que la represión sufrida por el pueblo español a lo largo de casi 40 años, requiere que se le dedique un espacio físico para su recuerdo que no puede ser sustituido por una placa, un monumento o una mención en el nombre de las calles de los más de 650 pisos que el Ministerio quiere construir en la cárcel para obtener plusvalías a través de especular con el suelo público.

La Plataforma acordó emprender acciones legales contra la concesión, por parte del Ayuntamiento de Madrid, de la licencia de derribo en tiempo record, y dirigirse al Ministerio de Cultura para que se pronuncie sobre la declaración de Bien de Interés Cultural que fue presentada por la Plataforma el pasado mes de julio. Se está preparando un escrito para entregar en el Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional e informar al juez Garzón sobre el inicio de la demolición de la cárcel a pesar de la solicitud de información incluida en su auto de 16 de octubre en las diligencias previas del procedimiento por el que investiga los crímenes de la dictadura.
Otra de las decisiones adoptadas fue mantener las visitas guiadas todos los domingos a partir de las 12 de la mañana. Estas visitas cambiarán su carácter ante la prohibición de permitir la entrada a los vecinos al interior de la prisión. Las visitas aumentarán el contenido cultural e histórico y se complementarán con un recorrido visual para contemplar en todo su esplendor la potencia arquitectónica del edificio.

Además, la Plataforma apoyará la manifestación convocada para el próximo 8 de noviembre por la Coordinadora Vecinal de Latina y las Asociaciones de Vecinos de Carabanchel Alto y Parque Eugenia de Montijo bajo el lema “No a la especulación, todos los terrenos de la cárcel para equipamientos sociales”, donde se exigirá que se tenga en cuenta la propuesta vecinal que contempla la construcción de un hospital de gestión pública, una residencia para los mayores y equipamiento universitario, además de mantener parte de la estructura central de la cárcel y su cúpula para la construcción de un centro para la paz y la memoria.

Las visitas guiadas a la cárcel se mantendrán todos los domingos a las 12 de la mañana

A pesar de que las vallas y los vigilantes jurados imposibilitan la entrada a la cárcel de Carabanchel, la Plataforma mantendrá las visitas guiadas todos los domingos a las 12 de la mañana.

Estas visitas cambiarán su carácter ante la prohibición de permitir la entrada a los vecinos al interior de la prisión. Las visitas aumentarán el contenido cultural e histórico y se complementarán con un recorrido visual para contemplar en todo su esplendor la potencia arquitectónica del edificio.

Además, tenemos previsto complementar las visitas con materiales diversos de la cárcel de Carabanchel aportados en los últimos meses por diferentes asociaciones, organizaciones y personas a título individual.

Os esperamos.

martes, 21 de octubre de 2008

...y tienen la poca vergüenza de negar el derribo.

Aquí se ha derribado una parte del muro
Esta máquina está ahora mismo en el patio de la cárcel...
¿os parece similar a ésta? (foto extraída de la página http://www.cdriberanavarra.com/acciones/Ya no tienen ni vergüenza
Fotos de la mañana del día 21:





Comienza el derribo con nocturnidad y alevosía

EL GOBIERNO COMIENZA EL DERRIBO DE LA CÁRCEL DE CARABANCHEL.

A la 1 de la madrugada de este martes 21 de octubre, el Gobierno ha comenzado el derribo de la antigua cárcel de Carabanchel.

Este comienzo, nocturno, como todas las actividades que se quieren ocultar, es una falta de respeto a los representantes sociales que demandan un centro por la memoria, a la comunidad artística y a los otros poderes del estado de derecho:
-
Mercedes Gallizo se comprometió el miércoles 15 con los representantes vecinales y de ex-presos a estudiar el tema y dar una contestación definitiva en una semana, es decir, el 22 de octubre

- El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid emitió un comunicado solicitando el mantenimiento de todo o parte de la cárcel por sus valores arquitectónicos e históricos.

- El Defensor del Pueblo pidió al Ministro del Interior la creación de un centro por la Memoria de los que allí padecieron la represión de la dictadura.

- El Juez Baltasar Garzón va a solicitar informes sobre la cárcel en el contexto de su investigación de los crímenes del régimen franquista, lo que podría conllevar la paralización del derribo.

- El Congreso de los Diputados debate hoy martes una propuesta sobre el futuro de la cárcel. (última hora sobre este punto: HA SIDO RECHAZADA)

Por todo ello es muy grave la actitud del gobierno, por no esperar las decisiones de las otras instancias del Estado, y cuyas intenciones ya se vieron expresadas al impedir con perros la visita de unos vecinos al interior de la cárcel.

A las 18h de esta tarde, vecinos y ex-presos se concentrarán frente a la cárcel para protestar por este comienzo vergonzante del derribo, con nocturnidad y sin esperar a que se pronuncien todos los poderes públicos que tienen previsto hacerlo.

URGENTE, URGENTE: Comienza el derribo y rechazan la Proposición que solicitaba la conservación

URGENTE, URGENTE:
- Esta noche, a las 01:00 horas, han comenzado a derribar algunas instalaciones de la cárcel.
- PSOE rechaza en el Congreso de Diputados la Proposición No de Ley que solicitaba la conservación de los elementos más destacados de la cárce.
Concentración esta tarde a las 18:00 horas en la puerta. Seguid pendientes de las noticias que publicaremos en este blog.

domingo, 19 de octubre de 2008

Interior y la empresa adjudicataria de la demolición impiden una visita a la cárcel en la que participaban varios cientos de personas

Agentes de la policía nacional y vigilantes de la empresa adjudicataria de la demolición han impedido el paso esta mañana a los cientos de vecinos que querían ver la cárcel por dentro.
Esta visita se enmarcaba en las actividades que viene realizando esta Plataforma para dar a conocer los valores históricos, arquitectónicos y arqueológicos que rodean al centro penitenciario que el Ministerio del Interior quiere derribar en su totalidad para especular con sus terrenos para construir pisos de renta libre.

viernes, 17 de octubre de 2008

El juez Baltasar Garzón estudia paralizar la demolición de la cárcel de Carabanchel

Requerirá información a los organismos oficiales competentes. El Ministerio del Interior debe paralizar la demolición hasta que el Juez no se pronuncie aunque tiene previsto realizar el desalojo del recinto el sábado 18 de octubre.

El auto dictado el 16 de octubre de 2008 por el Magistrado-Juez de Instrucción de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en las diligencias previas del procedimiento por el que investiga los crímenes franquistas, en su fundamento jurídico decimoctavo, punto séptimo, dice textualmente:

“… En el mismo escrito, y por otrosí, informando del derribo en breve plazo de la antigua cárcel de Carabanchel en Madrid y solicitando se acuerde la cautelar suspensión gubernativa del procedimiento administrativo que se sigue para la adjudicación de las obras.

En cuanto a este punto, resulta necesario para poder valorar la prosperabilidad de la petición que se acrediten algunos extremos y la posibilidad de compatibilizar los intereses en juego. A tal fin, se requerirá del organismo oficial correspondiente, titular del inmueble y de la Policía Judicial, los datos del caso en cuestión.

En igual sentido procede en cuanto a la petición relativa a la antigua cárcel de Carabanchel de Madrid, recabándose en este supuesto la información de la Secretaría de Estado para la Seguridad del Ministerio del Interior y con su resultado se acordará.”

La consecuencia inmediata de este auto debe ser la paralización de las obras de demolición de la antigua cárcel hasta tanto no se practiquen las diligencias ordenadas por el Juez.

Auto completo en http://usuarios.lycos.es/plataforma3dejulio/Documentos/auto.doc

El COAM pide que se mantenga la antigua cárcel de Carabanchel por motivos arquitectónicos, históricos y urbanísticos

El Colegio de Arquitectos de la Comunidad de Madrid se ha pronunciado públicamente a favor de mantener la cárcel de Carabanchel por motivos arquitectónicos, históricos y urbanísticos.

El informe del Colegio confirma la posición de esta Plataforma al afirmar que "el Colegio de Arquitectos informa sobre la viabilidad técnica de la conservación de la cúpula de la Cárcel de Carabanchel y defiende cualquier debate ciudadano que permita unas soluciones participativas, transparentes, consensuadas y democráticas sobre el patrimonio arquitectónico y urbanístico, en cumplimiento de sus estatutos y sobre todo de su función social de colaboración con las distintas Administraciones y la sociedad civil".

"El edificio puede ser utilizado para múltiples funciones tanto dotacionales (equipamientos públicos y sociales de los que está deficitario el Distrito) como para otros usos de carácter lucrativo. Su imposibilidad de rehabilitación, tanto técnica como económica o social, no puede ser esgrimida como un argumento para su demolición, considerando que en la actualidad la arquitectura se encuentra en disposición de dar una respuesta muy positiva a este reto, aplicando los criterios más respetuosos de la rehabilitación".

Tras las protestas vecinales y sociales, después de la carta del Defensor del Pueblo al Ministro del Interior, tras conocer el auto del Juez Garzón y con el informe del COAM en la mesa, Instituciones Penitenciarias debe proceder a paralizar de forma inmediata los trabajos previos a la demolición del edificio.

Informe completo en http://usuarios.lycos.es/plataforma3dejulio/Documentos/InformeCOAM.doc

lunes, 13 de octubre de 2008

Personalidades de la cultura, el sindicalismo y la política, junto a ex presos, solicitan una respuesta de Zapatero a la solicitud del centro

El escrito solicitando un centro para la paz y la memoria en la antigua cárcel de Carabanchel fue firmado por centenares de personas, entre las que destacan, ex presos como Marcelino Camacho, Marcos Ana, Víctor Díaz Cardiel, Angustias Martínez, Gervasio Puerta, Nicolás Redondo, Antonio Ruiz o Julián Ariza; rectores, catedráticos y profesores de universidad como Carlos Berzosa, Fco. Fdez, Buey o Teresa Bustos; sindicalistas como JM Fidalgo, Manuel Zaguirre, Javier López, Ricardo Martínez o Agustín Moreno; actores como Federico Luppi, Juan Diego, Pepe Viyuela, Juan Diego Botto o actrices como Aitana Sánchez Gijón, Nuria Espert, Marisa Paredes o Pilar Bardem; investigadores del CSIC; músicos como Luis Pastor, Pedro Guerra, Miguel Ríos, Ana Belén, Labordeta, Kepa Juntera, Víctor Manuel, Aute, o la Excepción; escritores como López Salinas, Galeano, Isaac Rosa, Almudena Grandes, JL Sanpedro, Eduardo Mendicutti o Rosa Regàs; hispanista como Ian Gibson; periodistas como Javier Ortiz o Martxelo Otamendi; diputados nacionales y madrileños como Gaspar Llamazares; dirigentes políticos, vecinales y sociales; profesionales y vecinos en general, y multitud de organizaciones vecinales y de la memoria histórica.

En el escrito se afirma que “la madrileña cárcel de Carabanchel fue uno de los lugares emblemáticos de la represión que el pueblo español sufrió durante los largos años de la dictadura franquista”.

Recuerdan a Zapatero que “son numerosos los países que, habiendo sufrido los rigores de regímenes dictatoriales, han dedicado algunos de sus centros de tortura y exterminio como muestras vivientes de lo que nunca debe volver a ocurrir”.

Tras apoyar la lucha vecinal por el uso social de los terrenos de la prisión, el escrito termina: “Por todo ello solicitamos que parte de las instalaciones de la antigua cárcel de Carabanchel se destinen a crear un centro y museo de la memoria, de la paz, de la convivencia y del respeto a los derechos humanos, valor universal consagrado en la Declaración de 1948”.

sábado, 11 de octubre de 2008

El Defensor de el Pueblo pide un Centro para la Memoria en la Cárcel de Carabanchel

Contenido de la carta enviada al Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica.

Querido Alfredo:

Se han dirigido a la Institución del Defensor del Pueblo un elevado número de personas mediante un escrito que se titula “Petición de la creación de un centro para la memoria y la paz en la antigua cárcel de Carabanchel en Madrid”.

Se trata de vecinos de Aluche, representantes sindicales, ex represaliados políticos, muchas personalidades conocidas y otras anónimas que expresas un razonable y atendible deseo: “que parte de las instalaciones de la antigua cárcel de Carabanchel se destinen a crear un centro y museo de la memoria, de la paz, de la convivencia y del respeto a los derechos humanos, valor universal consagrado en la Declaración de 1948”.

Hago propia esta petición, como Defensor del Pueblo y como persona que padeció prisión en Carabanchel por su compromiso político. Es necesario recordar nuestro pasado para aprender de él y construir un futuro mejor. También honrar la memoria de quienes padecieron persecución ideológica. Lo debemos a ellos y a las nuevas generaciones.

En este sentido, la prisión de Carabanchel es un lugar especialmente significativo como símbolo de la represión política. Ahora que es inminente el derribo de la prisión, cerrada hace diez años, estamos a tiempo de que los planes existentes para el solar, que bien conoces, se hagan compatibles con lo que aquí pedimos: memoria, homenaje, recuerdo y, sobre todo, un legado para el futuro.

Estoy seguro que comparte estos deseos, y que tu sensibilidad hará posible hacer realidad alguna de las muchas fórmulas posibles para hacer efectiva esta justa y viable pretensión.

Tuyo, con un fuerte abrazo

Enrique Múgica Herzog

viernes, 10 de octubre de 2008

El gobierno tendrá que asumir su responsabilidad histórica con las víctimas del franquismo

Ante el anuncio hecho público hoy de la adjudicación de las obras de demolición de la cárcel de Carabanchel y de la licencia municipal, manifestamos que:

- La demolición debe respetar la cúpula central y alguna de las galerías como elementos simbólicos de la cárcel más emblemática de la represión franquista, para la creación de un centro por la Paz y la Memoria de página negra de nuestra historia que nunca debe volver a ocurrir.

- Denunciamos el actual protocolo de intenciones firmado entre el Ministro de Interior y el Alcalde de Madrid a espaldas de los vecinos, ya que no satisface sus necesidades de equipamiento y mantiene la especulación del suelo con la construcción de pisos.

- Las declaraciones del Sr. Ruiz-Gallardón afirmando que es “una oportunidad para mejorar el ámbito, para mejorar las dotaciones para los vecinos, para tener más viviendas, muy necesarias en esa zona” demuestran una ignorancia preocupante de quien ostenta la alcaldía madrileña, pues sólo un 25% de los terrenos (hospital) podrán ser usados por los vecinos, ya que el resto serán de uso exclusivo del Ministerio del Interior (oficinas, comisaría o el criticado CIE), y los pisos se levantarían en medio de los dos distritos más poblados de Madrid, con más de medio millón de habitantes y con grandes carencias de dotaciones.

Esta postura será la que mantengamos en la reunión concertada el próximo miércoles 15 de octubre con la Directora General de Instituciones Penitenciarias, a quien que recordaremos, como representante del gobierno, la gran responsabilidad histórica que asumirán si el derribo es total, incumpliendo sus anteriores promesas y despreciando la memoria de las víctimas de la represión franquista. Se trataría de enterrar en una nueva fosa común la historia de quienes lucharon por la libertad y la justicia social, con el único interés de ganar unos millones de euros a cambio.

Reiteramos nuestro propósito de seguir luchando hasta el final, y el próximo domingo, a las 12h, se realizará la próxima visita guiada a la cárcel.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Comunicado de la Plataforma: El gobierno debe rectificar

Éste es el mensaje que lanzaron las más de mil personas, entre vecinos y ex-presos, que se dieron cita el pasado 27 de septiembre en el interior de la antigua cárcel bajo el lema “Salvemos una parte de la cárcel de Carabanchel para la Memoria. Por un destino social de los terrenos No a la Especulación.

Es lo mismo que han apoyado centenares de personalidades del mundo de la cultura, la política o el sindicalismo firmantes de una carta dirigida al presidente del Gobierno, o los centenares de vecinos que han visitado en estos meses la antigua prisión.

Hasta ahora el gobierno no ha respondido, y mantiene el protocolo firmado el pasado mes de junio con el Alcalde de Madrid a espaldas de los vecinos, con el que pretende especular con el suelo público de la cárcel a través de la construcción de 650 pisos a costa de enterrar en una gran fosa común la memoria de la represión franquista.

El ejemplo y la dignidad de las personas que fueron víctimas políticas o sociales de aquel régimen cruel, nos llena de energías para seguir luchando hasta conseguir el mantenimiento de la cúpula central y alguna de las galerías, que puedan conservar toda esta memoria histórica, además de la histórica reivindicación de destinar todos los terrenos para la construcción de los equipamientos que necesitan los vecinos de la zona, y sobre todo un gran hospital.

Y por ello vamos a continuar la lucha hasta conseguir estos objetivos. Se mantendrán las visitas guiadas los domingos 12 y 19 y el sábado 25 de octubre a las 12 horas, para toda persona interesada. También se está preparando la celebración de un gran acto con participación de personas relevantes del mundo de la cultura. Además, se está elaborando una publicación con testimonios y recuerdos sobre la cárcel, para asegurar que la memoria no se pierde. Y estamos dispuestos, si fuese necesario, a encadenarnos a las máquinas para frenar el derribo.

Exigimos al Ministerio del Interior la celebración de una reunión urgente para encontrar una salida digna a esta justa demanda. De no prosperar, quedará constancia histórica de la indiferencia con la que este Gobierno trata a los que lucharon por la libertad, la legalidad y la justicia social.

* Por un centro para la paz y la memoria en cúpula de la antigua cárcel de Carabanchel
* Todos los terrenos para equipamiento social: No a la especulación

miércoles, 1 de octubre de 2008

Un folio sobre la cárcel de Carabanchel

Entre las múltiples iniciativas de la Plataforma, se encuentra promover la edición de una publicación que recoja testimonios, recuerdos, sugerencias de lo que significó ese gran monumento de la represión. La idea es que cada persona interesada haga su aportación en una extensión máxima de un folio (o A4). Vale un texto (en estilo libre), dibujo, partitura, foto, o cualquier forma de expresión que pueda ser reproducida en papel, para su posterior publicación.
El plazo provisional de recepción de las aportaciones será hasta el 31 de octubre, con objeto de que pueda realizarse la publicación lo antes posible. Mientras finaliza el plazo y hasta que esté disponible la edición, todos los trabajos que se reciban serán publicados en el blog de la Plataforma.
Los autores, por el sólo hecho de entregar sus originales, aceptan la cesión sus derechos a nombre de la entidad editora. Los ingresos obtenidos por la venta serán exclusivamente para costear los gastos de edición. En caso de obtener beneficios se destinarán a los objetivos que persigue esta plataforma, que es luchas para que no se especule con los terrenos de la cárcel, que todos los terrenos se dediquen a equipamientos sociales y un hospital, y que se mantenga la cúpula y parte de la estructura central para ubicar un gran centro cultural vinculado a la paz , los derechos humanos y la memoria histórica.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Más de 1.500 personas solicitan en el interior de la cárcel que se salve una parte para la memoria y que no se especule con los terrenos



La cárcel de Carabanchel ha sido ocupada por numerosos vecinos y expresos que han protagonizado un emotivo acto para solicitar que no se especule con los terrenos de la cárcel de Carabanchel, que se dediquen en su totalidad a la construcción de equipamientos y que parte del viejo edificio se dedique para construir un centro cultural vinculado a la paz, los derechos humanos y la memoria histórica.

En el acto ha intervenido Gervasio Puerta, Presidente de la Asociación de Expresos y Represaliados Políticos Antifranquistas, Marisa Castro, Presidenta de Honor de la Asociación de Expresos Sociales, Carmen Rodríguez, compañera de Simón Sánchez Montero, y Víctor Díaz Cardiel, expreso político y portavoz de la Plataforma. El momento más emotivo fue cuando Marcelino Camacho, junto a su compañera Josefina, se dirigieron a la gente concentrada en la cúpula central de la cárcel de Carabanchel.

COMUNICADO DE LA CONCENTRACIÓN

Como es bien sabido, la madrileña cárcel de Carabanchel fue uno de los lugares emblemáticos de la represión que el pueblo español sufrió durante los largos años de la dictadura franquista. Entre sus rejas se encarceló, vejó, torturó y asesinó a miles de presos, por sus ideas políticas o sindicales, por sus preferencias sexuales o víctimas en general de los humillantes y antidemocráticos códigos y leyes represivas. No fue el único lugar, pero sí de los más tristemente conocidos.

Son numerosos los países que, habiendo sufrido los rigores de regímenes dictatoriales, han dedicado algunos de sus centros de tortura y exterminio como muestras vivientes de lo que nunca debe volver a ocurrir. La Alemania de Hitler, la Italia de Musolini, el Portugal de Salazar, el Chile de Pinochet, la Argentina de Videla, la Sudáfrica de Botha, etc. son algunos de los países en los que no se han destruido del todo los vestigios de un pasado abominable, y hoy se han convertido en lugares de recuperación de la memoria histórica, y donde rinden honores los jefes de estado en sus visitas.

Si no logramos evitarlo, la cárcel de Carabanchel será derribada próximamente como cumplimiento del acuerdo que el pasado mes de junio firmaron el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid a espaldas de los vecinos que desde hace más de quince años mantienen una lucha incesante para lograr que los terrenos de la antigua prisión sirvan para atender sus necesidades sociales a través de la construcción de equipamientos y especialmente un hospital público.

Pero los planes del Ministerio del Interior pasan por la construcción de 650 pisos con los que pretende obtener suculentos beneficios económicos a través de especular con la venta de un suelo público, y la primera consecuencia de ello será la demolición de toda la vieja estructura de cárcel, para no dejar más rastro de aquel centro que un simple monolito. Creemos que la memoria y reparación de los que aquí y en otros lugares padecieron la represión franquista durante largos años, se merece algo más que un simple monumento, pues de lo que se trata es que las generaciones venideras no olviden nunca lo que pasó y no debe volver a repetirse. Mientras permanecen centenares de símbolos de ostentación franquista en las calles españolas, pretenden enterrar toda prisa en una gran fosa común, la historia cruel del fascismo, de la que esta cárcel es uno de sus máximos exponentes.

Por todo lo anterior solicitamos:

1. La paralización del derribo de la cárcel de Carabanchel.

2. La anulación del protocolo de intenciones firmado entre el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de junio.

3. La realización de un nuevo convenio con la participación activa de las entidades ciudadanas, basado en los siguientes puntos:

a. No a la especulación y no a la construcción de pisos.
b. Todos los terrenos de la cárcel para equipamientos sociales, y especialmente destinados a atender las demandas de las personas mayores (residencia para la tercera edad) y jóvenes (universidad, escuelas infantiles).
c. Ampliación de la superficie destinada a la construcción de un hospital para que pueda atender a todos los vecinos de los distritos de Carabanchel y Latina. Que se adopten medidas para evitar la privatización de su gestión.
d. Conservación y rehabilitación de la cúpula y parte de la estructura central del edificio de la cárcel para ubicar un gran centro cultural vinculado a la paz, los derechos humanos y la memoria histórica.

Agradecemos los apoyos recibidos, y estamos convencidos que entre todos lo conseguiremos, puesto que lo que pedimos es de justicia. Vamos a seguir realizando diversas acciones, como visitas guiadas los sábados de octubre a las 12h., y no descartamos, incluso, encadenarnos a las máquinas si continúan en su proyecto de no dejar en pie vestigio alguno de lo que representó esta cárcel de Carabanchel.


miércoles, 24 de septiembre de 2008

Sábado 27 de septiembre a las 18 horas CONCENTRACIÓN DE EX PRESOS Y VECINOS EN LA ANTIGUA CÁRCEL DE CARABANCHEL


Coincidiendo con el 33 aniversario de los últimos fusilamientos del franquismo, ex presos políticos y sociales, acompañados de los vecinos, se darán cita en la antigua cárcel de Carabanchel para reclamar que se mantenga la cúpula central y alguna galería que pueda albergar un centro por la Paz y la Memoria de lo que fue la represión franquista, de la que esta prisión es uno de sus principales símbolos.

Exigimos, por tanto, la paralización del actual proyecto de derribo, y que no se especule con los terrenos que fueron adquiridos para equipamiento, y en los que se pretende construir pisos, la mayoría de renta libre, para dejar espacio para los equipamientos sociales que necesita la zona.

Reclamamos también que se amplíe la parcela destinada a hospital, para que pueda atender a todos los vecinos de los distritos de Carabanchel y Latina, y no aceptaremos que la gestión de dicho hospital sea privada.

Al acto, que se realizará en el interior del centro penitenciario, está previsto que acudan ex presos políticos, sindicales y sociales, así como sus familiares y amigos, víctimas todos ellos de la represión franquista. Y serán acompañados por vecinos de los barrios circundantes.

El acto cuenta con el apoyo de numerosas asociaciones de ex presos, de la Memoria histórica y vecinales, algunos de cuyos representantes se dirigirán a los asistentes.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Multitudinaria visita guiada a la cárcel de Carabanchel


La visita guiada organizada para denunciar los planes de derribo de la antigua cárcel de Carabanchel y para reivindicar que se mantenga parte del viejo edificio para ubicar un centro cultural vinculado a la paz y la memoria, además de denunciar los planes especulativos del Ministeiro del Interior para construir 650 pisos, ha sido secundada por medio millar de vecinos que se han acercado a conocer el interior de la emblemática prisión.
La próxima cita será el sábado 27 de septiembre a las 18 horas, donde tendrá lugar una gran concentración de expresos y vecinos en el interior de la cárcel de Carabanchel.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Se inaugura en Rivas Vaciamadrid la exposición fotográfica "Cárcel de Carabanchel, de la represión al olvido"

Desde el 19 de septiembre y hasta el 3 de octubre, la exposición fotográfica "Cárcel de Carabanchel, de la represión al olvido" puede ser visitada en el centro cultural Federico García Lorca de Rivas Vaciamadrid (Plaza de la Constitución, 3).

La inauguración corrió a cargo de la escritora Rosa Regás, del sindicalista Julián Ariza y del Alcalde de Rivas José Masa, que defendieron las reivindicaciones de los vecinos de Latina y Carabanchel y el mantenimiento de una parte del antiguo edificio como centro para la paz y la memoria.

Entre el público, además de los fotógrafos de la exposición y numerosos vecinos, se encontraban caras conocidas como la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, el presidente de la Asociación de Ex presos y Represaliados Políticos Antifranquistas, Gervasio Puerta, y el cantautor y vecino de Rivas, Luís Pastor.



Enrique Múgica apoya salvar una parte de la cárcel de Carabanchel para la memoria

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, "apoya" la petición de la 'Plataforma por un centro para la paz y la memoria en la antigua cárcel de Carabanchel' de mantener una parte de la prisión como espacio "para la paz y la memoria".

Así lo ha manifestado a Efe el portavoz de la Asociación de Vecinos de Aluche, Julián Rebollo, quien junto a otros seis vecinos y ex presos de Carabanchel se han entrevistado hoy con Múgica y han presentado una queja referida a la preservación de la cúpula de la antigua cárcel.
La oficina del Defensor del Pueblo ha confirmado a Efe este encuentro.

A partir de ahora, Enrique Múgica recopilará y estudiará la documentación sobre los hechos expuestos y se dirigirá al Ministerio del Interior, organismo competente en materia de prisiones.
Para Rebollo sería "una vergüenza derribar la cárcel por la que han pasado miles de defensores de la libertad y la democracia".

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Destacadas personalidades del mundo de la cultura, la política y el sindicalismo dirigen un escrito al Presidente del Gobierno.

Se suman así a la petición de las organizaciones vecinales y de expresos que reivindican el mantenimiento de los elementos más simbólicos de la antigua cárcel de Carabanchel.

Hoy 17 de septiembre, coincidiendo con el décimo aniversario de la publicación en el BOE del cierre del centro penitenciario, se ha presentado en el registro del Congreso de los Diputados un escrito dirigido al Presidente del Gobierno en el que se afirma que “la madrileña cárcel de Carabanchel fue uno de los lugares emblemáticos de la represión que el pueblo español sufrió durante los largos años de la dictadura franquista”.

Recuerdan a Zapatero que “son numerosos los países que, habiendo sufrido los rigores de regímenes dictatoriales, han dedicado algunos de sus centros de tortura y exterminio como muestras vivientes de lo que nunca debe volver a ocurrir”.

Tras apoyar la lucha vecinal por el uso social de los terrenos de la prisión, el escrito termina:“Por todo ello solicitamos que parte de las instalaciones de la antigua cárcel de Carabanchel se destinen a crear un centro y museo de la memoria, de la paz, de la convivencia y del respeto a los derechos humanos, valor universal consagrado en la Declaración de 1948”.

El escrito está firmado por centenares de personas, entre las que destacan expresos como Marcos Ana, Marcelino Camacho, Nicolás Redondo, Julián Ariza o Víctor Díaz Cardiel; rectores, catedráticos y profesores de universidad como Carlos Berzosa, Fco. Fdez, Buey, Teresa Bustos o Jaime Pastor; sindicalistas como JM Fidalgo, Manuel Zaguirre, Javier López, Ricardo Martínez o Agustín Moreno; actores como Federico Luppi, Juan Diego, Pepe Viyuela, Juan Diego Botto o actrices como Aitana Sánchez Gijón, Nuria Espert, Marisa Paredes o Pilar Bardem; investigadores del CSIC; músicos como Luis Pastor, Pedro Guerra, Miguel Ríos, Ana Belén, Labordeta, Kepa Juntera, Víctor Manuel, Aute, o la Excepción; escritores como López Salinas, Mendicutti, Isaac Rosa, Almudena Grandes, JL Sanpedro o Rosa Rëgas; hispanista como Ian Gibson; periodistas como Javier Ortiz o Martxelo Otamendi; diputados nacionales y madrileños, dirigentes políticos, vecinales y sociales; profesionales y vecinos en general, y multitud de organizaciones vecinales y de la memoria histórica.

Listado completo: http://usuarios.lycos.es/plataforma3dejulio/Documentos/Firmas%20carcel%20ordenadas.pdf

lunes, 15 de septiembre de 2008

Protesta en el acto de apertura de ofertas para la demolición de la antigua cárcel de Carabanchel


Las 12 de la mañana del 15 de septiembre era la fecha elegida para la apertura de las ofertas económicas de las empresas participantes en el concurso para la demolición de la cárcel de Carabanchel.

Los vecinos, que se oponen a que se especule con sus terrenos, y que quieren que se mantenga en pie una parte del antiguo edificio como espacio para la paz y la memoria, acudieron a la sede de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarias (SIEP) en el Paseo de la Castellana 141 para mostrar su rechazo a los acuerdos firmados entre el ministro Rubalcaba y el alcalde Gallardón firmaron a sus espaldas.


domingo, 14 de septiembre de 2008

Éxito de público en la primera visita guiada a la cárcel de Carabanchel


Durante la mañana del 13 de diciembre, decenas de vecinos tuvieron ocasión de conocer el interior de la antigua cárcel de Carabanchel gracias a la primera de las visitas guiadas previstas para este mes.

La visita organizada por Plataforma por un centro para la paz y la memoria en la antigua cárcel de Carabanchel, atrajo a un buen número de vecinos y curiosos que durante algo más de dos horas tuvieron ocasión de recorrer el interior de la emblemática prisión y recorrer el histórico entorno de la prisión que esconde secretos desconocidos por la mayoría de los vecinos como el cementerio parroquial, la ermita de Nuestra Señora la Antigua o el estanque de las Brujas, último resto visitable de la antigua finca de los Montijo.

La visita, que estuvo guiada por Antonio Castillo, investigador de la historia de Carabanchel, se repetirá el próximo 21 de septiembre a partir de las 12 de la mañana.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

La Plataforma solicita la declaración de Bien de Interés Cultural de la cárcel de Carabanchel

La Plataforma ha presentado ante Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid la solicitud de incoacción del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural de la cárcel de Carabanchel en la categoría de Monumento histórico-artístico.

En la declaración han trabajado arquitectos, arqueólogos, antropólogos, sociólogos, historiadores y vecinos que han argumentado motivos suficientes para que la Consejería de Cultura inicie los trámites de declaración y se paralice la licencia de demolición que está tramitando el Ayuntamiento de Madrid.

Se puede acceder a la solicitud completa en http://usuarios.lycos.es/plataforma3dejulio/solicitudbic.pdf.


AL SR. DIRECTOR GENERAL DE PATRIMONIO HISTÓRICO

Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid


SOLICITUD DE INCOACIÓN DE EXPEDIENTE PARA LA DECLARACIÓN DE BIEN DE INTERÉS CULTURAL DE LA ANTIGUA CÁRCEL DE CARABANCHEL





Don……….…………….. con DNI ……………………, como …………………………………………, con domicilio en ……………………………..


E X P O N E:

La cárcel de Carabanchel es uno de los edificios más significativos y emblemáticos de la historia reciente de nuestro país. Concebida para albergar delincuentes comunes y presos políticos, se convirtió en la prisión más representativa del régimen franquista, lo que le confiere un contenido histórico a nivel nacional e internacional.

Destaca por ser el conjunto penitenciario más logrado de esta época y por sus grandes proporciones (más de 172.000 metros cuadrados) es además el mayor ejemplar del tipo Cherry Hill en territorio nacional, además del último construido en forma de panóptico. Por sus aspectos estilísticos representa un tipo singular de edificio a caballo entre las prácticas inspiradas por las tendencias modernas de preguerra y las nuevas directrices emanadas de los teóricos falangistas del Nuevo Estado. En el aspecto constructivo constituye un recuerdo de la utilización de presos en las obras del Régimen y presenta como singularidad una de las mayores cúpulas de la ciudad de Madrid con 32 metros de diámetro y 25 de altura a la clave. Pero sobre todo el conjunto contiene una carga simbólica indiscutible y se ha convertido en uno de los iconos que sin lugar a dudas representan al distrito de Carabanchel.

La cárcel de Carabanchel posee unas peculiaridades y características diferentes, que no posee ninguno de los edificios que actualmente figuran en el Inventario de Bienes Culturales de la Comunidad de Madrid, por lo que contribuiría a su variedad y enriquecimiento. Un ejemplo de valoración de este tipo, ha sido la declaración reciente del panóptico carcelario de Oviedo, así como de otros establecimientos similares a lo largo de diversas provincias de la geografía española.

En 1998 cerró sus puertas y tras casi una década abandonada, se prevé su demolición para el próximo mes de octubre, lo que provocaría una pérdida patrimonial irreparable. A nuestro juicio, este abandono premeditado, denunciado ante el Ayuntamiento de Madrid sin que se hayan adoptado medidas para detenerlo, únicamente busca no entorpecer los planes, recientemente anunciados por el Ministerio del Interior propietario de los terrenos, que buscan la obtención de beneficios económicos a través una operación inmobiliaria especulativa que conllevaría la demolición del histórico edificio y su sustitución, a excepción de la cesión de 39.000 m2 para la construcción de un hospital, por grandes bloques de pisos.

Además, no se puede olvidar que la prisión se encuentra ubicada en una de las zonas de mayor relevancia histórica de la ciudad de Madrid. Los restos arqueológicos encontrados en la zona, incluido el mosaico romano que se puede contemplar en el Museo de San Isidro, la cercanía de la ermita de Nuestra Señora la Antigua, la existencia a escasos metros de un cementerio parroquial e incluso la pertenencia histórica del terreno a la antigua finca de Eugenia de Montijo, conforman un territorio de enorme riqueza histórica.

Existen, por tanto, elementos suficientes que lo convierten en un elemento a preservar y proteger, al menos en parte, por ser un edificio de importancia histórica y cultural. La prisión podría reconducir su sentido histórico hacia un significado nuevo, creativo, identitario y participativo para el futuro de la convivencia ciudadana, tanto en el propio entorno de Aluche y Carabanchel, como en un sentido más general de educación para la paz y la democracia. Ello sería posible manteniendo algunos elementos de la estructura central, incluida la cúpula y parte de la estructura estrellada.

Por todo lo expuesto,

SOLICITA, en virtud del artículo 10 de la Ley 10/1998, de 9 de julio, de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, la incoación y tramitación urgente del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural de la estructura central del antiguo edificio de la cárcel de Carabanchel, incluida la cúpula y la estructura estrellada, en la categoría de Monumento Histórico-Artístico.

De esta forma, existiría la posibilidad de reconvertir estas dependencias en un centro histórico-cultural que permita, entre otras cosas, la revitalización cultural de la zona, convirtiendo a esta parte del sur en un referente cultural e histórico de la ciudad, además de ayudar con ello a devolverle parte de la dignidad que perdió en épocas anteriores, donde el barrio tan sólo fue sinónimo de represión y no de inquietud histórica, cultural e intelectual como este proyecto tiene la posibilidad de hacer.

Esta petición sería totalmente compatible con otras propuestas sociales necesarias y previstas para los terrenos de la cárcel, como sería un hospital para los vecinos de la zona, así como equipamientos y dotaciones para jóvenes y mayores de los dos distritos más poblados de la ciudad de Madrid.

A la presente solicitud se adjuntan los siguientes anexos:

- Anexo A: Cárcel de Carabanchel. Descripción y resumen histórico.
- Anexo B: Elementos arquitectónicos y constructivos.
- Anexo C: Entorno histórico de la cárcel de Carabanchel.
- Anexo D: Arqueología
- Anexo E: Ejemplos de prisiones reconvertidas.
Se puede acceder a los anexos en http://usuarios.lycos.es/plataforma3dejulio/solicitudbic.pdf

Madrid, a 23 de julio de 2008.





Fdo.


AL DIRECTOR GENERAL DE PATRIMONIO HISTÓRICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID D. JOSÉ LUÍS MARTÍNEZ-ALMEIDA.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿Por qué no reconvertir Carabanchel como se ha hecho con otras cárceles cerradas?

ACCEDE AL DOSSIER DE CÁRCELES REHABILITADAS Y RECONVERTIDAS

La Plataforma por un centro para la Paz y la Memoria en la antigua cárcel de Carabanchel, ha elaborado un dossier que recoge los diferentes usos que han adoptado diferentes prisiones una vez finalizada su actividad carcelaria. En total 30 cárceles algunas tan relevantes como la cárcel de Benalua, donde falleció Miguel Hernández, la de Oviedo, recientemente declarada Bien de Interés Cultura, las prisiones provinciales de Granada, Huelva, Jaen, Huesca, Ávila o Badajoz, y ejemplos sobre los usos futuros de las prisiones modelo de Barcelona y Valencia.

En la inmensa mayoría de ellas, se han conservado al menos las partes más emblemáticas de los edificios y se han adaptado para acoger usos tan diversos como pistas deportivas, centros para la tercera edad, archivos provinciales, sedes de consejerías, museos y todo tipo de equipamientos sociales y culturales.

Dossier completo en http://usuarios.lycos.es/plataforma3dejulio/Documentos/carceles2.pdf

martes, 2 de septiembre de 2008

La Plataforma prepara una bateria de propuestas para evitar la demolición de la cárcel

La Plataforma por un centro para la Paz y la Memoria en la antigua cárcel de Carabanchel, formada por diferentes asociaciones vecinales, culturales, organizaciones de defensa de la memoria histórica y personas a título individual, está preparando una batería de medidas para evitar por todos los medios que se derribe la antigua prisión de Carabanchel. Entre otras actuaciones están previstas las siguientes:

  1. Presentación de la solicitud de declaración de Bien de Interés Cultural de la antigua prisión.
  2. Organización de visitas guiadas al interior de la cárcel que tendrán lugar el sábado 13 y el domingo 21 de septiembre a las 12 horas. Las visitas partirán desde la entrada principal de la cárcel, frente a la comisaría y el CIE de Aluche.
  3. Entrega al presidente del gobierno de una carta con cientos de firmas de personas relacionadas con el mundo de la cultura, el arte, la política y la universidad solicitando que parte de la estructura central se mantenga y se dedique a un centro por la paz y la memoria.
  4. Convocatoria para el próximo 27 de septiembre de una gran concentración de expresos y vecinos en el interior de la cárcel.

martes, 12 de agosto de 2008

Carta al Ministro Sebastián recordando sus compromisos en la campaña electoral de 2007

Estimado señor Sebastián:

Las vecinas y vecinos de los distritos de Latina y Carabanchel llevan más de quince años reivindicando que los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel sean utilizados en su integridad para la construcción de equipamientos sociales de los que tan necesitados están estos dos distritos madrileños que suman más de 500.000 habitantes.

Pero la lucha vecinal y de otras organizaciones de expresos y de defensa de la memoria histórica no se queda ahí, pues la cárcel de Carabanchel es un lugar emblemático de la represión que sufrieron miles de españoles víctimas de la cruel dictadura franquista; por este motivo hay un clamor popular para que parte de la antigua estructura, como la cúpula central, se mantenga y se dedique a centro por la paz y la memoria, no sólo del pasado, sino proyectado al futuro de la humanidad.

En lo sustancial todas estas demandas quedaron recogidas en el programa electoral que Partido Socialista de Madrid presentó en las pasadas elecciones municipales y autonómicas en Madrid, y así fue presentado por el Sr. Simancas y Vd. mismo a las puertas de dicho centro.

No debemos olvidar que, aunque el PSM no ganó las elecciones locales de 2007 en Madrid, el centro penitenciario y el terreno donde se levanta son propiedad del gobierno de la nación, y por tanto a él compete decidir el destino final de los mismos.

Por este motivo estamos muy sorprendidos con el protocolo que su gobierno ha firmado recientemente con el alcalde de Madrid, Sr. Ruiz Gallardón, en un sentido diametralmente opuesto a las promesas que su partido realizó en su momento y que, como decimos, es posible, y de justicia, cumplir.

Por todos estos motivos, y por haber sido precisamente el candidato a la alcaldía que defendió ese programa, y pertenecer hoy al gobierno de quien depende el futuro de los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, es por lo que solicitamos su mediación, y poder ser recibidos para tratar directamente de este asunto.

En nombre de la Plataforma de asociaciones vecinales y memorialistas que se ha creado con este fin, y a la espera de ser atendidas nuestras peticiones, reciba un atento saludo.

miércoles, 23 de julio de 2008

Se constituye la plataforma “Por un centro para la paz y la memoria en la antigua cárcel de Carabanchel”

Solicitan la paralización del derribo de la antigua prisión y la conservación de los elementos más significativos del edificio.

Asociaciones vecinales, Organizaciones de defensa de la memoria histórica de la lucha antifranquista y personas de diversos ámbitos sociales y culturales han formado una plataforma unitaria con un único objetivo: La creación de un CENTRO PARA LA PAZ Y LA MEMORIA EN LA ANTIGUA CÁRCEL DE CARABACHEL.

Lo que persiguen es que no se destruya en su totalidad la que fue una de las cárceles más emblemáticas de la represión franquista, por donde pasaron la mayoría de sus presos (al tener un módulo de preventivos). Entre sus rejas se encarceló, vejó, torturó y asesinó a miles de presos, por sus ideas políticas o sindicales, por sus preferencias sexuales o víctimas en general de los humillantes y antidemocráticos códigos y leyes represivas. No fue el único lugar, pero sí de los más tristemente conocidos nacional e internacionalmente.

A semejanza con otros países que sufrieron los rigores de regímenes dictatoriales, se quiere reconvertir parte de la cárcel de Carabanchel, fundamentalmente el panóptico y parte de la estructura estrellada, para crear un centro histórico-cultural que permita, entre otras cosas, la revitalización cultural de la zona, convirtiendo a esta parte del sur en un referente cultural e histórico de la ciudad, además de ayudar con ello a devolverle parte de la dignidad que perdió en épocas anteriores, donde el barrio tan sólo fue sinónimo de represión y no de inquietud histórica, cultural e intelectual como este proyecto tiene la posibilidad de hacer.
Frente a los planes especulativos que el Ministerio del Interior tiene de derribar toda la vieja estructura de cárcel para vender pisos, y no dejar más rastro de aquel centro que un simple monolito, consideran que la memoria y reparación de los que allí padecieron la represión franquista durante largos años, se merece algo más que un simple monumento, pues de lo que se trata es de que las generaciones venideras no olviden nunca lo que pasó y no debe volver a repetirse. Y destacan además la cicatería ministerial cuando la mayor parte del terreno de la antigua cárcel quedará gestionado por Interior, tanto para dependencias propias, como para la venta especulativa del suelo.
Por todo ello exigen que se mantengan en pie algunos de los elementos emblemáticos de la antigua cárcel, como puede ser la cúpula central y galerías, para convertirlas en este centro de la paz y la memoria que reclaman, tal y como prometió el propio PSOE en la campaña electoral de hace un año, y que parece haber olvidado. Y para que esto sea posible, el Ministerio del Interior DEBE paralizar el proceso de derribo que ha licitado recientemente.

Madrid, 22 de Julio de 2008

Carta al presidente del gobierno solicitando la creación de un centro para la memoria y la paz en la antigua cárcel de Carabanchel

Sr. Presidente del Gobierno de España:

Nos dirigimos a Vd., desde diferentes ámbitos de la vida social y cultural, no sólo española, para solicitar que una parte de la antigua cárcel de Carabanchel, cerrada desde 1998, se mantenga y sea destinada para crear un centro y museo de la memoria, de la paz, de la convivencia y del respeto a los derechos humanos.

Como es bien sabido, la madrileña cárcel de Carabanchel fue uno de los lugares emblemáticos de la represión que el pueblo español sufrió durante los largos años de la dictadura franquista. Entre sus rejas se encarceló, vejó, torturó y asesinó a miles de presos, por sus ideas políticas o sindicales, por sus preferencias sexuales o víctimas en general de los humillantes y antidemocráticos códigos y leyes represivas. No fue el único lugar, pero sí de los más tristemente conocidos nacional e internacionalmente, y cuyos muros todavía se mantienen en pie, a la espera de un futuro más positivo para los vecinos.

Son numerosos los países que, habiendo sufrido los rigores de regímenes dictatoriales, han dedicado algunos de sus centros de tortura y exterminio como muestras vivientes de lo que nunca debe volver a ocurrir. La Alemania de Hitler, la Italia de Musolini, el Portugal de Salazar, el Chile de Pinochet, la Argentina de Videla, la Sudáfrica de Botha, etc. son algunos de los países en los que no se han destruido del todo los vestigios de un pasado abominable, y hoy se han convertido en lugares de recuperación de la memoria histórica nacional y mundial, y donde rinden honores los jefes de estado en sus visitas.

Consideramos que la represión sufrida por el pueblo español a lo largo de casi 40 años, por una de las dictaduras más largas y sanguinarias de la reciente historia mundial, requiere que se le dedique un espacio físico para su recuerdo. La cárcel de Carabanchel reúne los requisitos mencionados, y ahora que se decide el destino final de sus terrenos, es una inmejorable oportunidad para que no se destruya todo lo que simbolizó aquel siniestro lugar.

Los vecinos de la zona, de Latina y Carabanchel, con una población que supera el medio millón de habitantes, y que soportaron durante décadas el estigma de aquel centro, demandan, en su larga lucha por conseguir el uso social de los terrenos, la construcción de un hospital y la creación de este centro de la memoria y la paz, habiendo presentado al efecto un proyecto. El éxito de la reciente exposición sobre la cárcel avala este apoyo vecinal. E incluso el partido que Vd. dirige presentó en su día un proyecto de características similares.

Por todo ello solicitamos que parte de las instalaciones de la antigua cárcel de Carabanchel se destinen a crear un centro y museo de la memoria, de la paz, de la convivencia y del respeto a los derechos humanos, valor universal consagrado en la Declaración de 1948.

Se pueden enviar adhesiones a ava@avaluche.com y carabanchelalto@aavvmadrid.org

Elementos arquitectónicos y constructivos de la cárcel de Carabanchel




VALOR ARQUITECTÓNICO DEL EDIFICIO"

Origen del proyecto

El origen de la Cárcel de Carabanchel o Prisión Provincial de Madrid se remonta al fin de la Guerra Civil, cuando el Gobierno de Franco se planteó la necesidad de sustituir la antigua cárcel Modelo de La Moncloa en Madrid, prácticamente destruida tras la contienda, por unas instalaciones de nueva construcción. Los terrenos donde habría de ubicarse fueron adquiridos en 1939 –una parcela triangular de lo que entonces era el término municipal de Carabanchel Alto—y ese mismo año fue redactado el proyecto por los arquitectos del servicio de prisiones Vicente Agustí Elguero, José María de la Vega Samper y Luis de la Peña Hickman.

Hay que tener en cuenta, a la hora de valorar el edificio, que la arquitectura oficial emprendida en los primeros años de posguerra presenta unas características especiales dentro de la arquitectura española del siglo XX: desde el punto de vista programático se trata de edificios ambiciosos, de grandes proporciones; en el aspecto constructivo, se realizaron con una gran pobreza de medios debido a las gravísimas dificultades económicas por las que atravesó el país en aquellos “años del hambre”, y en el aspecto estilístico se realizaron en un momento de exaltación imperial y tradicionalista, como consecuencia de la victoria del bando nacionalista en la Guerra Civil, que significó una ruptura con las tendencias modernas de la arquitectura y la vuelta al neoclasicismo y la arquitectura popular.

El proyecto de la Cárcel de Carabanchel responde a las anteriores características y desarrolla un complejo penitenciario de proporciones colosales, que se divide en cuatro zonas: pabellón de administración, prisión, correccional y viviendas de funcionarios. En comparación con las cárceles existentes en España antes de su construcción la Cárcel de Carabanchel representa un hito en la arquitectura penitenciaria española por sus grandes proporciones.

Si comparamos su extensión con la Cárcel Modelo de Barcelona (20.000 m2), la Cárcel Modelo de Valencia (31.631 m2) o la antigua Cárcel Modelo de Madrid (47.756 m2), los 162.524 m2 del complejo de Carabanchel hacen de esta prisión una obra faraónica. Su capacidad para 2.300 reclusos no sólo resultaba enorme cuando se inició su construcción, en 1940, sino que sigue estando muy lejos de la capacidad de la mayor cárcel actualmente en funcionamiento en España: el Centro Penitenciario de Valencia, con capacidad para 1.365 reclusos. El complejo de la Cárcel de Carabanchel, por tanto, fue diseñado como un magno monumento a la represión que, en palabras del Director del Servicio Histórico del Colegio de Arquitectos de Madrid, “representa el ejemplo más singular y logrado de la concepción penitenciaria franquista, con un valor histórico innegable, como escenario de la represión política”[1].


El complejo de la Prisión Provincial de Madrid, Redención, 20 de abril de 1940

Composición de la cárcel

Desde el punto de vista compositivo, la prisión de Carabanchel adopta el sistema estrellado que surgió en el siglo XIX como evolución del Panóptico ideado por Jeremy Bentham en 1791: una cárcel perfecta basada en la idea del control de los presos desde un punto central en el que los vigilantes podrían observar el conjunto sin ser vistos. El desarrollo del panóptico, originalmente circular, en un edificio de galerías dispuestas en forma de estrella se debe al arquitecto John Haviland, quien hacia 1821 diseñó la prisión de Cherry Hill en Pennsylvania, instaurando un modelo compositivo que se mantuvo vigente en edificios penitenciarios de todo el mundo durante los siglos XIX y XX. La composición de Cherry Hill tuvo algunas variaciones durante el siglo XIX como el modelo de Pentonville (1840), menos espectacular debido a que sólo desarrollaba la mitad de la estrella y que fue adoptado en otras cárceles españolas (como las cárceles Modelo de Valencia y Madrid). Este tipo de composiciones no comenzó a quedar desfasado hasta la década de 1960, en que la utilización de nuevos medios de vigilancia –las cámaras de video—dejaron obsoleta la idea del control desde el punto de convergencia de las galerías.

La Cárcel de Carabanchel es una de las mayores prisiones de Europa construidas según el modelo de Cherry Hill y el mayor ejemplar en territorio nacional. La Cárcel Modelo de Barcelona, terminada a principios del siglo XX y construida según el mismo tipo, desarrollaba la idea de la planta estrellada mediante seis galerías –una menos que el original de Haviland—constreñidas entre los límites de un par de manzanas del Plan Cerdá. En Carabanchel, en cambio, encontramos un mayor desarrollo del tipo, con una galería más que en la propuesta de Haviland, conformando una estrella completa de proporciones magníficas.

Maqueta del macrocomplejo penitenciario de Carabanchel

El estilo de la prisión

El aspecto de la Cárcel de Carabanchel es de una sobriedad casi militar, sin duda derivada de su función penitenciaria. El valor estilístico de la cárcel puede juzgarse adecuadamente si tenemos en cuenta el contexto en el que se proyectó el edificio. Durante la Guerra Civil la pugna entre los bandos republicano y nacionalista se extendió a las manifestaciones artísticas, de manera que en el ámbito de la arquitectura se expresó como una confrontación irreconciliable entre la arquitectura arraigada en los principios del Movimiento Moderno y la arquitectura tradicional, en sus versiones neoclásica y regionalista.

La victoria del bando de Franco en la Guerra Civil significó el triunfo de la concepción tradicionalista de la arquitectura y, como durante la guerra había estado prácticamente parada la construcción, los primeros años de posguerra hubieron de mostrar la materialización de sus ideas. Durante esta etapa se intentó crear un estilo que caracterizara a los edificios oficiales del Nuevo Estado acaudillado por Franco, que acabó cristalizando en un neoclásico Imperial inspirado en El Escorial de Juan de Herrera y en la arquitectura de Juan de Villanueva. El mejor exponente de este estilo es el Ministerio del Aire en la Plaza de La Moncloa, en Madrid, cuyo proyecto definitivo data de 1942. A tal punto llegó el grado de exaltación imperial que algunos edificios iniciados antes de la Guerra Civil y terminados en ladrillo debieron ser convenientemente “disfrazados” con piedra para cumplir las nuevas exigencias estéticas, como fue el caso de los Nuevos Ministerios y algunos edificios de la Ciudad Universitaria. Esta práctica de disfrazar la arquitectura antes de que llegara a consolidarse el estilo imperial se utilizó incluso en algunos proyectos tempranos, como el paradigmático Ministerio del Aire construido precisamente en el solar que ocupaba la vieja Cárcel Modelo de Madrid.

Sin embargo, en el breve período que media entre 1939 y 1941 pueden encontrarse desperdigados por España algunos experimentos arquitectónicos de primera hora que escaparon a la tormenta neoclásica que se cernía o bien consiguieron ejecutarse “poco disfrazados”, y que constituyen el punto de continuidad entre la arquitectura de influencia moderna realizada en España antes de la Guerra Civil y la arquitectura de la posguerra. La Cárcel de Carabanchel, proyectada en 1939 y cuyas obras comenzaron en 1940, constituye uno de estos raros ejemplos de arquitectura de transición en la primera postguerra. Por eso, en 1940 el periódico Redención todavía podía permitirse el lujo de publicitar la nueva prisión en Madrid caracterizándola como de “un sobrio estilo moderno”, cuando a partir de ese mismo año la arquitectura moderna sería cada vez más abandonada y se calificaría como “arquitectura marxista”[2], “cubismo sovietizante”[3], “bolchevismo constructivo”[4] o “la última turbamulta de escorias procedentes del cubismo y racionalismo de Le Corbusier, de la Bauhaus y de todos los judíos del mundo”[5]. El año 1941 marcó un punto de inflexión importante en las posibles orientaciones de la arquitectura del Régimen debido a que se realizó la depuración político-social de arquitectos[6], se decretó la minimización del consumo de hierro en las edificaciones[7] y se clausuraron las revistas de arquitectura que informaban sobre arquitectura moderna internacional sustituyéndolas por un sistema propagandístico que defendía el tradicionalismo y la arquitectura imperial.
Las únicas concesiones estilísticas que el proyecto de la cárcel hace a la tendencia imperial que predominaba en la época son dos: la composición de la entrada principal y la utilización puntual de algunos materiales, como el granito en dinteles de ventana y la pizarra en la cubierta de la bóveda. Resultan mucho más llamativos, en cambio, los rasgos estilísticos que relacionan el proyecto con la arquitectura de influencia moderna que se estaba haciendo antes de la guerra. Estas características que mencionaremos a continuación resultan diametralmente opuestas a las directrices estilísticas oficiales, como las que se dieron en la I Asamblea Nacional de Arquitectos, celebrada en 1939, y que florecían en organismos como la Junta de Reconstrucción de Madrid, cuyos trabajos se dirigían, según el arquitecto Luis Moya –uno de sus mejores representantes—, a “continuar la tradición en un sentido estricto, con la vista puesta en nuestra arquitectura imperial.”[8]

Una característica singular que resalta en la Cárcel de Carabanchel y que la vincula con la estética de la arquitectura moderna es el uso reiterado de la cubierta plana en todo el complejo penitenciario, una rareza dentro de la arquitectura del momento y una ruptura con la tradición estilística de las cárceles modelo españolas, que habían utilizado siempre la cubierta a dos aguas.

Otra característica excepcional de la Cárcel de Carabanchel respecto a la arquitectura de su tiempo en España es que la estructura de hormigón armado se deja vista en diferentes partes. Podemos destacar la presencia de pilares de hormigón armado vistos en las fachadas de las galerías, o la aparición de vigas tanto en la cubierta de las galerías interiores, como en la cúpula intermedia de la galería de acceso. De nuevo, un rasgo estilístico propio de la arquitectura moderna y fácil de encontrar en los años treinta, pero rarísimo en la arquitectura oficial de los años cuarenta.



La composición de las fachadas en la Cárcel de Carabanchel responde a una gran sobriedad que era típica de la arquitectura penitenciaria, pero que en el caso de Carabanchel se hace extrema. En las fachadas de las galerías de las cárceles Modelo de Barcelona, Valencia y Madrid se utilizaron siempre detalles ornamentales rodeando las ventanas de las celdas o para marcar ritmos compositivos y se utilizaron siempre arcos de mayor o menor curvatura en los vanos; sin embargo, en las fachadas de las galerías de Carbanchel se rompe con esta tradición de la arquitectura penitenciaria: no hay concesiones al ornamento y todos los cargaderos de ventana son rectos, utilizando el lenguaje moderno.

Destaca igualmente la utilización del pavés para conseguir la iluminación de los espacios interiores, tanto en las galerías como en el cuerpo cilíndrico central. Una vez más, este material se difundió en la arquitectura moderna de los años treinta, pero su utilización no se hizo frecuente en España hasta la década de los cincuenta.


El complejo penitenciario de Carabanchel alberga espacios de una belleza sobrecogedora, teniendo en cuenta la oscura función para la que fue construido el edificio. Entre ellos podemos destacar la galería de acceso, cubierta con una bóveda de cañón en la que se inserta un paño central realizado con pavés y que proporciona una luz cenital difusa y uniforme. En medio de esta galería el visitante puede descubrir un interesante lucernario cubierto con una cúpula de hormigón armado.

La galería de acceso y la cúpula intermedia en 2008.

La visita al interior de las galerías donde se encuentran las celdas resulta impactante: ofrecen perspectivas que parecen no acabarse nunca en las que destacan la liviandad de las pasarelas que cruzan de un lado a otro y la luz que entra desde lo alto de los muros subrayando la estructura de cubierta de hormigón armado, que se nos revela como una extraña osamenta. En el edificio abandonado, los objetos caídos sobre las redes de seguridad otorgan al espacio un ambiente surrealista.

Galerías en 2007 y 2008.

En el interior también podemos encontrar algunas escaleras con reminiscencias del estilo de la generación del 25, predominante en la arquitectura española de preguerra.

Pero sin duda el espacio más espectacular de la Cárcel de Carabanchel es en el que convergen las ocho galerías, donde se encuentra el puesto de observación y vigilancia. El lugar se configura como una gran rotonda de 32 metros de diámetro y cuatro alturas, con un cuerpo de luces superior sobre el que se alza la cúpula que corona el conjunto penitenciario. El espacio constituye el eje de todo el proyecto, desde el que se dominan todas las celdas, y tiene unas connotaciones simbólicas indiscutibles. La cúpula del recinto se muestra al exterior como uno de los iconos históricos que identifican al barrio de Carabanchel Alto.
La rotonda central bajo la gran cúpula en 2008

En el centro se sitúa el puesto de observación y vigilancia, que se construyó siguiendo un estilo moderno basado en la utilización de acero y vidrio, una estética que se estaba recuperando en España en los años cincuenta, cuando los arquitectos españoles consideraron agotado el estilo emprendido en la posguerra y adoptaron una arquitectura más en sintonía con las tendencias internacionales.
El centro de vigilancia fotografiado poco después de su construcción.


VALORES TÉCNICOS Y CONSTRUCTIVOS

La construcción del complejo penitenciario de Carabanchel se llevó a cabo en tres fases: la primera entre 1940 y 1944, año en que se produjo la inauguración de la primera galería; una segunda entre 1945-1955, en la que se terminaron otras tres y la cúpula; y una tercera a partir de 1956, que dejó el complejo casi finalizado, a falta de construir la mitad de una de las galerías, que quedó inacabada, y otra de la que únicamente se construyó la estructura exterior.

Los materiales básicos empleados en la edificación son el hormigón armado, con el que se realizó toda la estructura, y el ladrillo, utilizado como cerramiento. En el uso de materiales básicos la obra de la cárcel se ajustó al contexto de la época en que comenzó a construirse, pues debe recordarse que al finalizar la Guerra Civil se tendió rápidamente a prescindir del acero en las edificaciones, de manera que en 1941 el Gobierno decretó restricciones muy duras al uso de hierro en la construcción, que no se levantaron hasta el final de la década de los cincuenta. Por otra parte, el precio y la distribución de cemento y acero quedaron intervenidos por el Gobierno, otorgándose preferencia en las entregas a los edificios que utilizaran sistemas constructivos basados en la minimización del uso de hierro y cemento. La distribución de los materiales se hizo además de manera muy ineficaz, con retrasos constantes, de modo que florecieron los mercados negros, surgiendo así todo tipo de problemas para llevar a cabo las obras durante los años cuarenta. Esta es una de las causas principales por las que las edificaciones emprendidas en esta época se caracterizan por la utilización intensiva de ladrillo y, en los casos de mayor presupuesto, por el uso de hormigón armado en estructuras. Sólo a partir de la segunda mitad de los años cincuenta empiezan a utilizarse nuevamente las estructuras metálicas en los edificios españoles, que nos se generalizarían hasta la década de los sesenta.

Entre los aspectos singulares de la construcción de la cárcel está el hecho de que el edificio constituye un recuerdo de una de las prácticas más lamentables de la historia de la construcción en España: la utilización de presos políticos como mano de obra barata. Esta práctica comenzó en el bando de Franco en tiempo de guerra, en el año 1937, y en 1938 se confió su organización al Patronato Central de Redención de Penas por el Trabajo. Este organismo, que se mantuvo durante la posguerra, se creó con el objetivo de “acometer la ingente labor de arrancar de los presos y de sus familiares el veneno de las ideas y el odio de la antipatria”, como declaraba su decreto fundacional. El inventor de la idea de utilizar la fuerza de trabajo de los presos, el padre jesuita José Antonio Pérez del Pulgar, entendía que “no es posible, sin tomar precauciones, devolver a la sociedad, o como si dijéramos, a la circulación social, elementos dañados, pervertidos, envenenados política y moralmente, porque su reingreso en la comunidad libre y normal de los españoles, sin más ni más, representaría un peligro de corrupción y contagio para todos, al par que el fracaso histórico de la victoria alcanzada a costa de tanto sacrificio”[9]. Sin embargo, bajo la retórica basada en la moral se ocultaba un interés económico puramente material. Así, recaudando la mayor parte de la diferencia entre lo que el Patronato cobraba por el trabajo de los presos en las constructoras privadas y lo que entregaba a éstos para su manutención, en 1939 el organismo esperaba obtener la cantidad de 1.500 millones de pesetas de beneficio en 10 años[10], a la vez que resolvía el problema de la saturación de las cárceles. Así, en la construcción de la Cárcel de Carabanchel 1000 reclusos encontraron el destino de levantar su propio penal, proporcionando al Estado una mano de obra a un precio bajísimo.

El reto técnico más importante que se llevó a cabo en la obra de la cárcel fue la construcción de la cúpula sobre el espacio central. Ésta tiene una altura de 25 metros sobre el suelo en la clave y se levanta sobre un anillo circular de 32 metros de diámetro, siendo así una de las mayores cúpulas de la ciudad de Madrid. En esta dimensión iguala a la cúpula de San Francisco el Grande y supera a las cúpulas madrileñas realizadas con ladrillo en la posguerra, como las del Escolasticado de Carabanchel (12 m.) o la iglesia de San Agustín (elíptica con ejes de 19.2 m. y 24 m.), así como a otras también singulares construidas con posterioridad: las de la catedral de la Almudena (20 m.), el planetario (17.5 m.) o el cine Imax (30 m.).


La de la Cárcel de Carabanchel es una de las pocas cúpulas de hormigón armado ejecutadas en España en la posguerra que tuvieron especial interés constructivo, como denota su publicación en la revista Informes de la Construcción en 1956. Esta revista sigue publicándose actualmente editada por el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, denominado en la posguerra Instituto Técnico de la Construcción y del Cemento, y destacado por ser el principal centro de investigación sobre la construcción en España. La misión de esta revista, que comenzó a publicarse en 1948, es dar a conocer a los especialistas de la construcción las realizaciones técnicas más interesantes en el ámbito de la arquitectura nacional e internacional, incluyendo también algunos proyectos de ingeniería.

En la construcción de la cúpula de la Cárcel de Carabanchel se utilizó un sistema especial de cimbrado. Como consecuencia de las penurias de la construcción en la posguerra, imperaba entre los constructores una tendencia a la búsqueda de soluciones ingeniosas que permitieran ahorrar el consumo de materiales o medios técnicos en las obras. Así, para construir la cúpula de la Cárcel de Carabanchel se ideó una solución basada en la construcción de un castillete de madera en el centro de la rotonda, sobre el que se apoyaban cuatro elementos de cimbra que podían reutilizarse girando sobre sí mismos, permitiendo así la construcción por fases del casquete esférico. La estructura de la cúpula se realizó con 16 nervios de hormigón armado, entre los cuales se construyeron forjados semiprefabricados.

Como conclusión y resumen de lo expuesto anteriormente, la cárcel de Carabanchel se destaca por ser el conjunto penitenciario más logrado de la época franquista; por sus grandes proporciones es además el mayor ejemplar del tipo Cherry Hill en territorio nacional. Por sus aspectos estilísticos representa un tipo singular de edificio a caballo entre las prácticas inspiradas por las tendencias modernas de preguerra y las nuevas directrices emanadas de los teóricos falangistas del Nuevo Estado. En el aspecto constructivo constituye un recuerdo de la utilización de presos en las obras del Régimen y presenta como singularidad una de las mayores cúpulas de la ciudad de Madrid. El conjunto, finalmente, contiene una carga simbólica indiscutible y se ha convertido en uno de los iconos que sin lugar a dudas representan al distrito de Carabanchel.
[1] LASSO DE LA VEGA, Miguel, “Informe sobre la Cárcel de Carabanchel”, Servicio Histórico del Colegio de Arquitectos de Madrid, 31 de enero de 2003.
[2] GARCÍA DE LA RASILLA, Luis, “Viviendas de renta reducida en Carabanchel Bajo (Madrid)”, Reconstrucción, núm. 26, octubre, 1942; Bastida, Ricardo, “Nuevo edificio propiedad de la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao en Guernica (Vizcaya)”, Revista Nacional de Arquitectura, núm. 65, mayo, 1947.
[3] PALACIOS, Antonio, “Ante una moderna arquitectura”, discurso leído ante el Instituto de España el día 6 de enero de 1940, en conmemoración del II centenario de D. Juan de Villanueva, Revista Nacional de Arquitectura, núms. 47 y 48, noviembre-diciembre, 1945.
[4] BONATZ, Paul, “Tradición y modernismo”, Revista Nacional de Arquitectura, núm. 23, noviembre, 1943.
[5] MOYA, Luis, “Orientaciones de arquitectura en Madrid”, Reconstrucción, año I, núm. 7, diciembre, 1940, pp. 10-15.
[6] SERRANO SÚÑER, Ramón, “Depuración político-social de arquitectos”, Boletín de la Dirección General de Arquitectura, núm. 1, mayo, 1941.
[7] Dirección General de Arquitectura, “Decreto sobre restricciones en el uso del hierro en la edificación”, Boletín de la Dirección General de Arquitectura, núm. 3, junio, 1941.
[8] MOYA, Luis, “Orientaciones de arquitectura en Madrid”, Reconstrucción, año I, núm. 7, diciembre, 1940, pp. 10-15.
[9] SUEIRO, Daniel, El Valle de los Caídos. Los secretos de la cripta franquista, Argos Vergara, Barcelona, 1983, pp. 51-52.
[10] CUÉ, Carlos E., “El Congreso aprueba honrar a los “esclavos” de la dictadura franquista”, El País, 25 octubre 2002, p. 28.